Cervezas y ViajesVisita a la granja Brouwerij Hof Ten Dormaal

25 abril, 2019by Aitor Pedrueza0
https://www.beersandtrips.com/wp-content/uploads/2019/04/Hof_Ten_Dormaal_Featured-1-1280x800.jpg

Los enormes caballos de raza brabante rumian la hierba que empieza a crecer con fuerza en esta soleada primavera en la granja de Hof Ten Dormaal. El ruido de una concentración de motocross tres campos más allá – o lo que es lo mismo tres hectáreas –  no los distrae de su ritual, mientras deambulan cerca del robusto bunker de la primera guerra mundial. Es su hora de descanso, por la mañana han arado la tierra para evitar que crezca maleza junto al lúpulo y que la tierra absorba la humedad del rocío de la madrugada.

Bunker en la granja de Hof Ten Dormaal
Bunker en la granja de Hof Ten Dormaal

El lúpulo está en ciernes y habrá que esperar a septiembre para recolectarlo, o no? Hof ten Dormaal trabaja con la universidad de Leuven en un programa experimental para cultivar lúpulo todo el año gracias a las luces rojas, -imitando a las plantaciones de cannabis- que permiten mantener las condiciones idóneas de crecimiento de forma estable.

Los niños de la familia Janssens alternan un partido de fútbol, emulando a Hazard hasta que se aburren y juegan con la terca cabra que se resiste a convertirse en un perro y pasear por el campo. Dentro, como si se tratase de un concilio de druidas cerveceros de muchos países y una única patria, la cerveza artesana, escuchan atentamente a Andre Janssens, artífice de Hof Ten Dormaal mientras les va explicando durante el recorrido. Sus hijos son el motor de la granja y la brewery: Jef Janssens es el brewer, Dries se encarga de la granja y de la producción de cerveza y Lisa lleva la parte administrativa.

Granja - Fábrica de cerveza de Hof Ten Dormaal
Granja – Fábrica de cerveza de Hof Ten Dormaal

Hoy es día de fiesta y se nota. Un día normal el trabajo empieza antes de que salga el sol y cuando se pone al atardecer faltan horas para terminar todas las tareas que requiere llevar una granja dedicada a la fábrica de cerveza. Por eso hoy los ritmos son distendidos y Andre disfruta enseñando el resultado de un arduo trabajo en equipo. Por la tarde empieza el festival Leuven Innovation Beer, promovido por Hof Ten Dormaal para que Lovaina siga siendo con este quinto certamen el foco de la innovación en el mundo de la cerveza artesanal.

Visita a la fábrica de Hof Ten Dormaal
Visita a la fábrica de Hof Ten Dormaal

Rompemos la intimidad de la familia agasajados por la comida preparada con mimo para alimentar los siempre hambrientos estómagos de los maestros cerveceros. La amabilidad es tal que rápidamente nos sentimos como en casa. Después del avituallamiento vamos catando cerveza tras cerveza, como unos traviesos Hansel y Gretel que no tienen fin a la hora de disfrutar de esta “casa de chocolate” que es la granja de Hof Ten Dormaal.

Probamos su Zure van Tildonk, una lámbica que Hof Ten Dormaal ha conseguido producir con gran calidad fuera del valle de Zenne, donde se dice que las bacterias Saccharomyces cerevisiae, Saccharomyces pastorianus y Brettanomyces bruxellensis son endógenas e irreproducibles fuera de su hábitat.

Cervezas artesanas de Hof Ten Dormaal
Cervezas artesanas de Hof Ten Dormaal

Cada cerveza tiene su historia, y en el caso de la Brand von Leuven ( el fuego de Leuven) la historia viene implícitamente en su nombre, que recuerda la terrible quema de Lovaina durante la Primera Guerra Mundial por parte de las tropas alemanas, que hizo que en el aire se respirase un olor amargo, ahumado y agrio, que han intentado transmitir a la cerveza.

Seguimos catando otras esplendidas cervezas como Dad’s Tea una Saison con té verde de jazmín, o la Summer of 67, una Hamp beer que hace justicia a ese verano del 67 con su infusión de cannabis; la  Tin to, una Blonde Ale – Belgian Blonde  definida como Dryhopped juicy blond y por supuesto la Troebel in Paradise, una New England IPA que nos encanta; y la IPA The Politician (I promise).

El tiempo apremia y toca volver a Lovaina para el inicio del Leuven Innovation Beer Festival, al edificio De Hoorn, de donde salió en 1926 la primera Stella Artois tal y como la conocemos hoy, para disfrutar de uno de los mejores festival para degustar cervezas innovadoras.

Álex y Aitor de Beers And Trips con Andre de Hof ten Dormaal
Álex y Aitor de Beers And Trips con Andre de Hof ten Dormaal

Una historia cervecera muy humana

Andre dejó su trabajo gris de contable tras un derrame cerebral cuando tenía 50 años y se lanzó a la compra de la granja, arrastrando a toda la familia en una odisea al más puro estilo Viaje a Ítaca. Antes de montar la fábrica de cerveza ni siquiera había bebida una cerveza, así que de forma autodidacta y tras un viaje a Estados Unidos donde descubrió que quería ser brewer, dio una lección – sin pretenderlo- de superación y dedicación para crear Hof Ten Dormaal. En 2009 comenzaron su camino fabricando la Dormaal Amber y un año después llegaron la Dormaal Blonde y la White Gold. En 2012 se lanzaron a por las sour y en 2016 tras reconstruir la cervecería del incendio hicieron su Session IPA.

El trabajo para llegar hasta donde están no fue fácil, el mercado cervecero belga estaba ya saturado y los primeros pasos fueron un desafío para el carácter tímido e introvertido de Andre. La fortuna quiso que un importados estadounidense descubriese sus cervezas y quedase maravillado. De esta forma la mayor parte de la producción salió para Estados Unidos, aunque hoy se vende por toda Europa.

Fábrica de Hof Ten Dormaal
Fábrica de Hof Ten Dormaal

Las navidades de 2015 no trajeron precisamente regalos a la granja de Hof Ten Dormaal, ya que un incendio dañó gravemente parte de la cervecería, afortunadamente sin daños personales. oda la línea de embotellado, las salas de acondicionamiento y la mayor parte del stock se quemaron completamente. La familia se unió más que nunca y salieron adelante para hacer renacer la producción y luchar contra viento y marea. Ese mismo año crearon el Leuven Innovation Beer Festival con la participación de productores de cerveza artesana como Goose Island, New Belgium y Tiny Rebel, y nacieron interesantes colaboraciones  experimentando con una imperial stout ahumada con De Molen llamada ‘Vallen & Opstaan’ (literalmente Caerse y Levantarse) y una RED IPA con Dochter Van De Korenaar llamada ‘L’Amitié’ (‘ Amistad’).

Hof Ten Dormaal es una cervecería que no tiene miedo de probar cosas nuevas. Como se suele decir, todo vale para el convento, y por eso en sus cervezas es normal leer que se han usado ingredientes tan dispares como escarola (o achicoria amarga típica de esta zona de Bélgica), ortigas, o cerezas amargas para su Kriek (un estilo poco conocido en España pero muy interesante). El envejecimiento de algunas de sus cervezas se hace en barriles de roble que antes sirvieron para producir grappa italiana, calvados de Normandía, armagnac o whisky.

A veces el mundo de la cerveza artesana cae en la crítica fácil al sector cervecero industrial, sin admitir que en cierta manera la sostenibilidad en la importación de lúpulo está muy lejana de lo artesano y el concepto kilómetro cero. Hof Ten Doormal utiliza los ingredientes básicos de la cerveza, malta, lúpulo y agua, además de diversas especias directamente de los campos que cultiva. Tal y como ellos afirman son sostenibles y autosuficientes al 99%. Sin duda son un ejemplo para las microcerveceras que apuestan por romper los rígidos corsés y tabúes en el mundo de la cerveza.

Cervezas de la brewery Hof Ten Dormaal
Cervezas de la brewery Hof Ten Dormaal

Información Granja – Fábrica cerveza Hof Ten Dormaal

Se ubica cerca de Tildonk, a las afueras de Leuven en la dirección Caubergstraat 2, 3150 Haacht. Es posible llegar en tren desde Lovaiana, parando en la estación Hambos y caminando diez minutos (1 km) hasta la granja.

La visita a la fábrica y a la granja se lleva a cabo casa sábado  de 14h a 18h. Para grupos de más de 10 personas es necesario enviar un mail a  info@hoftendormaal.com

Cómo llegar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *