Cervezas y ViajesGuadalquibeer, la fábrica de cerveza que sigue el cauce del río

2 septiembre, 2019by Aitor Pedrueza0
https://www.beersandtrips.com/wp-content/uploads/2019/09/guadalquibeer_cerveza_slider.jpg

Nuestro periplo por la provincia de Sevilla nos ha acercado a Valencina de la Concepción, a donde acudimos para visitar el Dolmen de la Pastora, un fascinante yacimiento arqueológico megalítico formado por un tholos con uno de los mayores corredores de Europa. No es la única razón, ya que tras el recorrido hasta el dolmen, sacamos un hueco para acercarnos a conocer Guadalquibeer.

Cream Ale de Guadalquibeer
Cream Ale de Guadalquibeer

Allí nos espera Beltrán Viguera Cid, brewer que nos explica la historia de este proyecto que apunta alto en el panorama de la cerveza artesana de Sevilla. El vozarrón de Beltrán hace que una vez que lo hayas conocido, sea imposible no reconocerla. Amable y con un gracejo y don de personas nos sentamos a charlar con él sobre Guadalquibeer.

Entrevista a Beltrán de Guadalquibeer

Beers And Trips (B&T): Cómo has llegado al mundo de la cerveza artesana? Cuéntanos de dónde vienes?

Beltrán: El gusto por la cerveza es el mayor estímulo para formarse y hacerse maestro cervecero. Nada más apasionante que crear esos sabores en los que piensas y convertirlos en realidad. Somos artesanos porque elaborar cerveza es un proceso creativo, como el de las otras artes.

Primero fuimos nómadas, diseñamos el sabor que queríamos para nuestra cerveza y nos la hicieron a gusto de nuestro paladar. Durante y tras este período de experiencia comercial, montamos nuestra fábrica con el asesoramiento de avezados cerveceros y desde entonces la estamos elaborando ya en nuestra sede de Valencina (Sevilla).

B&T: Y a dónde vas?

Beltrán: Allí a donde vaya, la constante formación es la base. Porque cuanto más sabes, más cuenta te das de lo que te queda por experimentar. En cuanto a los objetivos empresariales inmediatos: lanzar al mercado tres nuevos tipos de cerveza (Jaén, Córdoba y Cádiz) , para así completar el recorrido del Guadalquivir que comenzó con nuestra CREAM ALE: GUADALQUIBEER SEVILLA.

B&T: La embotelladora que has comprado es un “Ferrari”. No crees que te has pasado de frenada con la inversión?

Beltrán: Dar buen servicio a los clientes y tener on time los pedidos en óptimas condiciones me lo permite la actual embotelladora. Apostar por la calidad es la mejor inversión de futuro.

Fábrica de Guadalquibeer en Valencina de la Concepción (Provincia de Sevilla)
Fábrica de Guadalquibeer en Valencina de la Concepción (Provincia de Sevilla)

B&T: Cada cerveza que vas sacando hace alusión a una provincia de Andalucía verdad? Es un homenaje? Y en base a qué adscribes cada estilo a cada provincia?

Beltrán: Cualquier tipo de cerveza de calidad le sienta bien a nuestras provincias, aunque siempre hay algún detalle que nos hace inclinarnos por un tipo u otro. La obscura oquedad de su nacimiento en Jaén (Sweet Stout), los remolinos rojizos del río a su paso por Córdoba (Red Ale), suave y refrescante como su flujo por Sevilla (Cream Ale) y pálida y espumosa como el mar de Cádiz (Indian Pale Ale).

B&T: Cuales son tus referentes a nivel nacional o internacional en el mundo de la cerveza artesana?

Beltrán: La larga historia de los países que no dejaron de fabricar sus cervezas locales y cuyo consumo ha sido una constante, y la experiencia de las nuevas micros, pioneras en nuestro país, que están ofreciendo nuevos sabores, colores, texturas y aromas, frente al monosabor al que estábamos
acostumbrados, son esos referentes. Tratamos de aprender de la tradición y de la calidad de los que nos han precedido.

B&T: Qué maltas y lúpulos empleas en tus cervezas?

Beltrán: Usamos maltas inglesas que nos parecen de gran calidad, conseguida generación, tras generación. Son maltas que aportan profundidad, cuerpo y un rico sabor maltoso. De los lúpulos escogemos las variedades americanas por sus aportes de aromas y frescor. De aquellos lúpulos que los colonos ingleses llevaron del Reino Unido a América y tras años de investigación, surgieron estas nuevas variedades de características cítricas.

B&T: La competencia es dura. Ya no solo la alargada sombra de Cruzcampo, sino la presencia de numerosas cervezas artesanas hace que haya que ofrecer una birra de calidad. Cómo ves el panorama?

Beltrán: Pues la larga sombra de la que hablas hay que tomarla en cuenta porque no solo cubre la distribución y la costumbre, sino los aspectos financieros, ajenos a la calidad de un producto.

El crecimiento de las artesanas es positivo, el consumidor se está abriendo a otros sabores, tiene donde escoger según sus gustos. Sin olvidar que son cervezas sin pasteurizar ni filtrar, sin aditivos artificiales, ni conservantes, estabilizantes, ni antioxidantes. Lo natural y la satisfacción del maestro cervecero por su producto son aspectos que se desdibujan en las industriales, en las que la economía es su leitmotiv.

B&T: La pedagogía en el mundo de la cerveza artesana es imprescindible. Cómo crees que se puede y debe trabajar en este aspecto para acercar y valorar la cerveza artesana por parte de un público que solo piensa en cerveza fría y que quite la sed?

Beltrán: Cierto es que lo que mejor se conoce, mejor se valora. Cuando ves el trabajo que hay detrás de cualquier producto y lo conoces de cerca, tu percepción cambia, percibes detalles o aspectos que antes no considerabas y eso lo engrandece.

El paladar es como el conocimiento, no tiene límites, así que cuantos más sabores se vayan introduciendo, la percepción se incrementa y el disfrute de la cata se amplía, el gusto se multiplica.

B&T: Las ferias de cerveza artesana han ayudado mucho a que la gente acuda a quitar prejuicios y experimentar. Sueles participar?

Beltrán: Una feria de la cerveza artesana bien planteada, cuyo objetivo, además del crematístico, sea la divulgación y desvelar el trabajo que se está realizando en las microfábricas, redunda en el conocimiento del que hablaba antes y en el aprendizaje de nuevos sabores. Siempre que una feria tenga estos objetivos, GUADALQUIBEER intenta estar presente.

B&T: De hecho Prodetur (ente de promoción turística de la provincia de Sevilla) estuvo detrás de la organización de la I Feria del Aperitivo y Cerveza Artesanal de Sevilla. Cuéntanos, cómo fue?

Beltrán: En esta fase de nuestra empresa es muy importante dar a conocer nuestra marca y tener contacto con el posible consumidor, para catar con él nuestra cerveza. Satisficimos nuestro objetivo y animamos a PRODETUR a seguir desarrollando proyectos impulsores para los nuevos productores.

B&T: En qué estás trabajando? una IPA? La Guadalquibeer Cádiz?

Beltrán: Hasta ahora en la GUADALQUIBEER Jaén, Córdoba y Sevilla el perfil ha sido
maltoso, para Cádiz reservamos uno más lupulado. Queremos que nuestra gama sea un abanico básico de sabores, aromas y colores. Desde el sabor a café y color marrón oscuro, casi negro, hasta sabores frutales con tonos dorados pálidos, pasando por el ámbar con sabor carameloso y concluyendo con un suave amargor y un tono casi anaranjado GUADALQUIBEER presenta su paleta de cervezas naturales con sus cuatro estilos: Sweet Stout, Red Ale, Cream Ale e Indian Pale Ale.

B&T: Sevilla y Cádiz son la órbita de distribución de Guadalquibeer, pero hay planes de saltar el resto de Andalucía o de España?

Beltrán: Si nos “asaltan” de fuera, nunca diremos que no. De momento hay mucho trabajo que realizar en lo local y nuestro objetivo inmediato es lanzar las tres especialidades para completar la gama GUADALQUIBEER, tu río, tu cerveza.

Gracias

Beltrán lleva a cabo visitas a su Fabrica de Cervezas Guadalquibeer, así como  catas guiadas explicando el proceso de fabricación de sus birras artesanas. Así que podéis acercaros a visitarle.

Visita a la fábrica de Guadalquibeer
Visita a la fábrica de Guadalquibeer

Cream Ale Guadalquibeer Sevilla

En abril de 2018 produjo su primera cerveza, la Cream Ale llamada Guadalquibeer Sevilla. Se trata de una lager con levadura ale, muy fresca y ligera. El hecho de que sea fácil de beber ( 4,5º de alcohol, poco lupulada, y más peso de maltas para obtener aromas herbales y de cereal) es una pica en Flandes para entrar en un mercado cervecero andaluz donde la gente tiene casi siempre como referencia Cruzcampo.

ABV (Graduación alcohólica): 4,5%
IBU´S (Escala de amargor):16
EBC (Escala de color): 8

Proximamente verán la luz la  Guadalquibeer Jaén, una Sweet Stout ideal para esos inviernos andaluces en los que una cerveza torrefacta se aprecia; y la Guadalquibeer Córdoba, Irish red ale con toques maltosos dulces que traen a la mente el caramelo o toffee, con un final tostado que hace pensar en galleta.

Mapa de la fábrica de Guadalquibeer

Teléfono: 687 60 45 60

C/ Carpinteros, 34. 41907, Valencina de la Concepción (Sevilla)

Web: www.guadalquibeer.com

Email: info@guadalquibeer.com

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *