Estrategias de Marketing Online para cerveceras artesanales

10 enero, 2022by Aitor Pedrueza0

Darse a conocer en el mundo de la cerveza artesanal no es tarea fácil. Además del arduo trabajo para distribuir una marca y colocarla en brewpubs, bares y restaurantes, hay que añadir ese agujero negro que se llama internet. Muchos cerveceros que se sumergen en el mundo online se topan con la dura realidad, el metaverso cervecero es insondable, o lo que es lo mismo, cuesta ganarse la visibilidad.

Animados tras responder a muchos amigos cerveceros, nuestro equipo de BeerAndTrips que en sus vidas privadas trabaja en diseño, marketing online y posicionamiento, ha querido responder las dudas con un artículo. Allá vamos:

Marketing online para cerveceros

Evidentemente no vas a salir haciendo anuncios en la tele, pero hay muchas formas de darse a conocer, especialmente en internet. El aumento de competidores va en aumento. En el ya de por sí saturado espacio de la cerveza industrial se han añadido marcas de fábricas de cerveza artesanal que tienen inversores potentes detrás. Además, distribuidores y tiendas especializadas en cerveza artesana están cada vez más presentes en internet, algunas trabajando desde hace años creando contenidos: artículos y fotos en redes sociales. Y ninguna lo ha logrado de la noche a la mañana, si no que es el fruto de tiempo, tiempo y algo de conocimiento.

Consejos básicos

Ora et labora: Pues sí, la máxima de los monjes funciona, reza y trabaja, o por lo menos cambia los rezos por trabajo y más trabajo. El que no quiera picar piedra no tiene cabida, o remas o te hundes.

Marketing: Hay cerveceros que están plenamente convencidos de que su cerveza es increíble, o inmejorable. Puede ser, pero además de una buena cerveza, elaborada con cariño y conocimiento, hay que apostar por todo lo que rodea. Y más si tenemos en cuenta que vivimos en un mondo y momento en el que los sentidos visuales cobran mucha importancia. Es por ello que pensar y vender la historia detrás de la fábrica y las elaboraciones es sumamente importante. Paralelamente vendrá el diseño de etiquetas (identidad visual) y la coherencia estética. Recuerda que los clientes compran cerveza, pero también filosofía cervecera.

Tu cara me suena: Si como cervecero pretendes esconderte en el fermentador, olvídalo. Tampoco hace falta que hagas pegatinas con tu cara, pero si la gente te conoce será más fácil identificarte o ponerle cara al cervecero que hace esa cerveza estupenda. Conocemos a muchos cerveceros que se han hecho más famosos ellos que sus cervezas, y que gracias a ello han vendido mucho más.

Redes sociales: Son fundamentales, pero aunque puede resultar obvio, si creas cuentas de redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter, Tik Tok o Twich, debes tener en cuenta que hay que alimentarlas. Crearlas para tenerlas vacías de poco sirve. Es posible que aquellos consumidores fieles os etiqueten, pero no van a crecer sin ayuda.

Por otro lado, a menos que pagues por cada publicación, tendrás que acostumbrarte a moverlas, currarte las los «#», compartir, ser generoso con los likes y clicks, y sobre todo ser muy humilde. Hay cerveceros que no saben casi nada de redes sociales pero han despertado tanta simpatía sus proyectos, entrega y altruismo, que cada vez que publican algo se detiene el mundo.

Cantos de sirena: Al mundo del marketing online han desembarcado personas y agencias que lo mismo te dicen que te gestionan las redes, que te hacen el logo, son expertos en posicionamiento web y te prometen que un mes saldrás primero en Google por la palabra «cerveza artesana». Simplemente es mentira.

Trata de contrastar y comparar las propuestas, pide varios presupuestos, solicita portfolio de clientes y asesórate al máximo.

Trabaja por y para el consumo de proximidad: Conocemos a muchos cerveceros que no venden sus cervezas en sus poblaciones y sin embargo ya miran hacia ciudades en el otro extremo del país. Y lo cierto es que el consumo de proximidad es que te pueda dar más réditos. El «parroquiano» que pruebe tu cerveza y le guste, o se identifique con ella, será tu mejor embajador y consumidor fiel. Por ello hay que picar puertas y hacer mucha pedagogía con los dueños de los bares y restaurantes. Será un proceso lento, pero te aseguramos que funciona, más aún si sabes vender el concepto de consumo local.

Eventos y ferias: Hay cerveceros que desisten de acudir a ferias porque apenas han vendido un barril, y no les sale a cuenta. Lo cierto es que el impacto en paladar y memoria tendrá un recorrido más amplio. La marca se esculpe con acciones continuadas a lo largo del tiempo.

Influenciadores: Hay mucho humo en internet y demasiado postureo, pero también hay gente muy trabajadora que enseña desde lo más básico a lo más profesional del mundo de la cerveza. Hay cuentas que tienen muchos seguidores y otros con pocos pero fieles y activos. Por tanto, trabajar con algunos de ellos será beneficioso para tu marca. Regalar unas cervezas no te arruinará, pero también conviene ser claro y transparente con lo que busques a cambio. Evalúa e investiga antes de decidirte pero el intercambio casi siempre es bueno. Quid pro quo!

Interacción: Responder los comentarios, preguntas y dudas de los que compran tu cerveza es esencial. Escúchales, sus apreciaciones te harán mejor brewer. Y si cuentas con fábrica ábrela al mundo con visitas, catas o eventos que los atraigan, no solo a ellos, si no a sus amigos. ¿Te suena el efecto mariposa? La viralidad antes se llamaba boca a boca.

Servicios de profesionales

Sí, lo sabemos…las microcerveceras no pueden permitirse contratar una persona específica para gestionar las redes, pero antes de descartarlo pregunta a los compañeros de profesión por sus experiencias o precios. Total, es gratis.

Dejar un comentario

Su mail no aparecerá publicado. Campos necesarios *