Cervezas y ViajesEntrevista a Óscar Sánchez – CRAFTED by Øhm Sweet Øhm

1 junio, 2020by Aitor Pedrueza1
https://www.beersandtrips.com/wp-content/uploads/2020/06/entrevista_Ohm-Sweet-Ohm.jpg

Óscar Sánchez podría haber sido pintor. En su mirada, en sus fotografías y en sus artículos hay mucho de esa paciencia y trabajo de reflexión para conseguir una buena composición. A través de su blog www.craftedbyohm.com -donde se habla de música, diseño y cerveza artesana-, viene acompañando al movimiento craftbeer a través de festivales y eventos donde coincidimos a menudo con él.

La última vez que lo vimos parecía una premonición porque fue un día antes del encierro por cuarentena. Pasamos por Cyclic beer farm con Elliott de Edge, después de brindar en la fiesta 5º aniversario de Garage Brewing Co. en Sant Andreu. En la brewery de Alberto y Josh estaba Óscar “pinchando” y nos alegró verle de nuevo.

Mejor tarde que nunca llega esta entrevista en la que como un buen vinilo al que no se le puede saltar pistas, le instamos a que nos cuente cosas de C R A F T E D by Øhm Sweet Øhm y de su evolución cervecera y musical.

Beers And Trips: En tu web convergen tres pasiones, el diseño, la música y la cerveza artesana. De hecho están tan ligadas que muchas cervezas artesanas hacen referencia a canciones, grupos y cantantes, mientras que el diseño cervecero casi ya da para hablar de una corriente propia.

Así es. El proyecto de CRAFTED nace fruto de la pasión, y esas tres temáticas tienen como denominador común que me mueven por dentro y me inspiran, al igual que la fotografía y el contar historias. Por eso son contenidos que me gusta trabajar.

En cuanto a la interrelación que comentas, estoy de acuerdo, y seguramente se debe a que en todas ellas ejerce un papel fundamental la creatividad y la inquietud de las personas que suelen estar implicadas. Eso en cierta manera provoca que de manera casi natural se establezcan lazos y puentes entre ellas, y que se creen esas conexiones.

Fotos de la cuenta de Instagram de Øhm Sweet Øhm
Fotos de la cuenta de Instagram de Øhm Sweet Øhm

Beers And Trips: Sabemos que un viaje a Estados Unidos transformó tu forma de concebir el mundo de la cerveza. Fue un viaje iniciático? Que nos puedes contar?

Siempre me ha gustado la cerveza, y su consumo siempre ha tenido un importante componente social. Recuerdo que aparte de beber las típicas cervezas industriales, en las primeras escapadas por Europa (Londres, Berlín) me encantaba probar diferentes cervezas (aunque por aquel entonces, aún no estaba muy familiarizado con los estilos). Me gustaban mucho las alemanas de trigo.

Pero la auténtica revelación, como bien dices, llegó a mediados del año 2014 durante mi segundo viaje a Estados Unidos, en el que visité San Francisco, Portland (Oregón) y Nueva York. Ya había estado en Nueva York unos años atrás, y estoy convencido de que probé alguna cerveza artesana sin saberlo, pero no fue hasta 2014 cuando realmente fui consciente de la existencia de ese “otro tipo de cervezas” y del movimiento craft.

Imagínate lo que supuso para mí, tener la oportunidad de descubrir aquel mundo en los bares de las ciudades que acabo de señalar. El impacto fue brutal, todavía recuerdo que en nuestros primeros días en San Francisco asistimos a un festival de música (Outside Lands) en el que, además de servir Heineken (una de las marcas patrocinadoras), tenían una zona habilitada con más de 50 grifos de craft beer. ¡Y no era un festival de cerveza! Allí empezó todo.

Cuando volví a Barcelona yo ya iba como loco buscando locales con ese “tipo de cervezas”, y además tuve la suerte de que en aquella época, además de existir algunos lugares míticos como La Cerveteca o Homosibaris, empezaron a abrir multitud de nuevas tiendas, bares, cerveceras, festivales… Coincidió en el tiempo con los inicios de una nueva ola y el boom de la cerveza artesana en la ciudad.

Mi interés se fue acrecentando hasta el punto de que empecé a elaborar pequeños lotes de cerveza en casa con los kits de Family Beer, y poco después, decidí formarme y ampliar mis conocimientos cursando dos especializaciones impartidas por la Universidad de Alicante: la de elaboración y la de evaluación y cata. Aquellos cursos fueron una especie de segundo punto de inflexión para mi y el flechazo definitivo, y gracias a ellos, incluso llegué a participar como ponente en un par de actividades que tuvieron lugar en el Congreso de la ACCE de Burgos (2017), y en el Granada Beer Festival (2017).

Desde entonces la cerveza artesana forma parte de mi vida y diría que hasta de mi persona, pues además de disfrutar bebiéndola y aprendiendo cada día, me ha permitido hacer grandes amigos, conocer a gente increíble y visitar lugares espectaculares. Porque en mi opinión, esto no sólo va de cerveza, sino de vivir experiencias y de la gente que te encuentras en el camino.

Beers And Trips: Musicalmente lo retro vuelve. Por qué crees que el fenómeno del vinilo ha hecho que hasta las grandes marcas de tocadiscos se hayan puesto a innovar con modelos que hasta incluyen bluetooth o permiten pasar las pistas a mp3?

Creo que los vinilos tienen un fuerte componente de nostalgia e identidad, y el hecho de que “lo retro” esté más o menos de moda, pienso que obedece más a una tendencia de consumo general que – exclusivamente – musical. El éxito de series como Stranger Things y el movimiento cultural que les rodea, que atrae ya no sólo a los que vivieron en aquella época, sino a las nuevas generaciones, podrían ser un ejemplo de ello.

El hecho de que se vuelvan a fabricar tocadiscos y adapten los equipos a las nuevas tecnologías, se debe lógicamente a que hay demanda, y en tiempos de cambio constante y ritmo de vida acelerado en los que vivimos, veo muy positivo que la gente le encuentre un beneficio a parar de vez en cuando y saborear la experiencia tangible que conlleva escuchar música tranquilamente.

Todo eso, por sus características, nos lo aporta el formato del vinilo, en contraste con la frialdad e impulsividad con la que solemos consumir música a través de las plataformas de streaming. Sin entrar en otros aspectos importantes como la calidez o calidad del sonido.

Beers And Trips: Pero al mismo tiempo las tiendas históricas de vinilos han ido cerrando…muchas de la calle Tallers o de instrumentos musicales… No es un poco contradictorio?

Tienes razón y es algo que da mucha pena. Y no sólo es consecuencia de la inmediatez que supone el poder acceder “gratis” a cualquier tipo de música a través de internet, sino del comportamiento de los nuevos consumidores y el incremento de las compras online, que hace que mucha gente prefiera adquirir música cómodamente desde casa. El problema se agrava cuando a quién le compras, no es una tienda independiente.

Las tiendas independientes que sólo venden discos a través su tienda física lo tienen más difícil para sobrevivir, y sobre todo, en una sociedad como la nuestra, donde la mayoría de personas no suele darle valor a la cultura musical que impregna a esos espacios. Eso se va perdiendo. En otros países gastarse dinero en música está mucho más arraigado, y aunque algunas tiendas también tienen dificultades, esto pasa menos.

El elevado precio de las ediciones nuevas, también provoca que los consumidores más jóvenes y con menor capacidad adquisitiva se lo piensen dos veces a la hora de elegir que compran o qué prefieren escuchar por Spotify. También están los que adquieren un tocadiscos del tipo Crosley porque es “cool” y queda bien como decoración, y luego no compran discos.

Beers And Trips: La experiencia de perderse en una tienda de discos es similar a la de buscar una cala apacible para descansar. Cuando viajas haces este tipo de “inmersiones” en tiendas de discos de los lugares que visitas?

Para mí es una de las mejores experiencias que existe. Me puedo pasar horas buceando entre cubetas y salir sólo con un disco de la tienda. Y en otras ocasiones, en menos tiempo, salir con diez. Pero lo disfrutas igual.

Lo de “apacible” lo diría con la boca pequeña, pues hay ocasiones en las que estar de rodillas moviendo cajas en un sótano lleno de polvo durante horas, con las manos negras, te provoca un cierto estrés, jaja. Aunque también tengo que reconocer que la sensación de encontrar algo y salir victorioso de la tienda, es insuperable. Al igual que esa primera escucha en casa tras limpiarlo, apreciar los detalles de la cubierta y ponerle su funda (suelo preferir los discos de segunda mano).

Siempre que viajo me marco en el mapa del lugar una ruta por las diferentes tiendas de discos de cada barrio. Según el destino y los días que voy a pasar, me suelo llevar una maleta vacía, aunque en más de una ocasión he necesitado una extra… Hace dos años por ejemplo, cuando estuve en Japón, pude visitar aproximadamente unas 60 tiendas entre las ciudades de Tokyo, Osaka y Kyoto. Es un paraíso para los amantes del formato.

Otro de los aspectos que más me gustan de visitar las tiendas de discos de los lugares que visito, es que me permiten conocer barrios y hacer rutas apartadas de las zonas turísticas que de otra manera no conocería. Y lo mismo me pasa con las cerveceras.

Beers And Trips: Tú tienes un alma clásica en cuanto al concepto del vinilo, pero al mismo tiempo eres DJ de música con un arco de estilos muy variados que incluye la música electrónica. Eres un open mind en el estilo musical?

Bueno, lo cierto es que no me considero DJ, le tengo demasiado respeto y admiración a la profesión como para reconocerme como tal. En mi caso, más bien me autodefiniría como selector o curador de canciones. Y la verdad es que disfruto muchísimo creando mis mixtapes o poniendo música cuando me invitan en algún sitio.

En cuanto a mis gustos musicales, son muy variados. En mi casa, dependiendo del día, puedes escuchar desde Vanilla Fudge hasta Kraftwerk. Quizás si tuviera que descartar algo, sería la música country. ¡Y a Bruce Springsteen!

A la hora de comprar vinilos si que es cierto que tengo mis preferencias de estilos, y entre ellos destacaría el Soul (RnB, Funk, Disco, Boogie), el Latin (Latin Jazz, Bolero, Cha Cha Chá, Mambo, Son Cubano, Boogaloo) y la música Brasileña (MPB, Bossa Nova, Samba). Aunque a veces también puede caer algo de géneros como Psicodelia, Blues, Jazz, Rock, New Wave, Italo, Easy Listening, Hip Hop o Electrónica.

Respecto a géneros más de vanguardia como Future beats, Neo-soul o LoFi Hip-Hop, también los escucho bastante. Aunque la música actual, si no es algo espectacular, suelo escucharla en plataformas de música en streaming.

Beers And Trips: Y en el cervecero? Te podemos encontrar mojando el bigote de cualquier tipo de cerveza? o tienes tu Parnaso especial donde solo entran algunos estilos?

Para mí todos los estilos tienen su gracia y su momento, así que en ese sentido soy bastante abierto. Me encantan los estilos lupulados, aunque a veces el paladar me pide un descanso y también disfruto mucho con estilos en los que el lúpulo no tiene todo el protagonismo y hay mayor equilibrio con el cereal. Por otro lado, cuando voy a un bar y miro la pizarra o la nevera, me suelo fijar bastante en los estilos ácidos, de fermentación mixta y espontánea, y envejecidos en barrica. Su complejidad, matices y como evolucionan a medida que van madurando es fascinante.

Beers And Trips: Cada estilo de cerveza artesana podría tener unas melodías acordes a estilos musicales?

Es complicado delimitarlo, pues muchos factores pueden influir, como por ejemplo el estado de ánimo o los gustos personales de cada uno. Lo ideal es que cada persona acompañe sus cervezas escuchando el género o los géneros musicales que más le emocionen. Creo que la emoción y lo que sientes por dentro son clave a la hora de encontrar el “maridaje musical” perfecto.

Beers And Trips: Te atreves a hacernos una playlist con tu selección de canciones para saborear estilos de cerveza artesana?

Nota: Podría ser esta selección o miles diferentes, pero allá voy!

Venga, para una IPA extra lupulada?

Janis Joplin – Ball And Chain

Y una Imperial stout?

Chet Baker – Time After Time

Neipa? muy juicy….

Hector Rivera – Don Sebastián

Una lager artesana?

The Turtles – Happy Together

Una porter…robusta

Siouxsie And The Banshees – Happy House

Marzen, que nos recuerde el otoño

Nat King Cole – Autumn Leaves

Barley Wine? algo añejo…

Trío Matamoros – Lágrimas Negras

Saison pero con toques picantes..

Dr. Hook – Sexy Eyes

Fruit Beer, algo fresco, con reminiscencias tropicales..

New Swing Sextet – My Favorite Things

Una Smoked que nos recuerde la turba y el humo…

Howlin’Wolf – Smokestack Lightnin’

Una Pale Ale bien maltosa

Dusty Springfield – Spooky

One comment

  • José Manuel

    1 junio, 2020 at 10:46 am

    He disfrutado mucho leyendo la entrevista a Óscar. La lees y lo ves …

    Reply

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *