Cervezas y ViajesStranger Beers. Las cervezas más raras del mundo

4 agosto, 2020by Aitor Pedrueza0
https://www.beersandtrips.com/wp-content/uploads/2020/08/stranger_beers_cervezas_extrañas.jpg

Hablar de cervezas raras dentro del mundo de las cervezas artesanales es casi un oxímoron, algo opuesto a la propia filosofía del movimiento craftbeer que anima a investigar, probar y experimentar.

La cerveza industrial siempre ha potenciado estilos muy clásicos y poco interesados en la experimentación como la lager. Es por ello que incluso estilos producidos desde hace muchos años como por ejemplo las Oyster Stout (cerveza de ostras) pueden parecer excentricidades a ojos de los que a lo sumo se mueven en un rango de la dupla lager-pilsner.

Sin embargo si algo caracteriza a las microcerveceras es la búsqueda y experimentación de matices e ingredientes. La eclosión del mundo artesanal ha permitido incorporar sabores de un abanico gastrocromático muy amplio. Así, la piña, el melón, la papaya, el melón, el hibiscus o el chile han dejado de ser vistos como añadidos raros a la cerveza (al menos para los cazadores de cervezas).

Aún así, siempre hay propuestas que parecen sacadas de la ciencia ficción cervecera, y que dejan perplejo al consumidor de cerveza. Para algunos brewers es un juego, un homenaje o simplemente un golpe de efecto de marketing, pero dado que hay gustos para todo, y que al final las modas a vecen llegan para quedarse, no hay que renunciar a probar cualquier cerveza.

Nuestro listado de las cervezas más raras del mundo

Hay cervezas que se pueden considerar raras por añadir un elemento ajeno al cuarteto agua, levadura, malta y lúpulo, pero otras veces la rareza proviene del origen peculiar de estos cuatro elementos básicos. Por ejemplo hay aguas de glaciares, de icebergs (de ahí que formen parte del listado de cervezas más caras del mundo), de manantiales y fuentes recónditas, o incluso de agua de mar…

Este es nuestro listado de cervezas más raras pero para rarezas como los colores, cada uno tiene sus preferencias:

1. Bilk – Cerveza de leche

Vamos a empezar fuerte con este listado de cervezas excéntricas, con un viaje a Japón, donde siempre encontramos locuras que sorprenden.

Bilk, la cerveza con leche
Bilk, la cerveza con leche

Hokkaidō, es la isla más septentrional de Japón,  célebre por sus volcanes, sus termas naturales y las áreas de esquí donde se celebraron los Juegos Olímpicos de Sapporo 1972. De allí también es típica la actividad ganadera, siendo un centro de producción láctea destacado de Japón.

En la localidad de Nakashibetsu encontramos Bilk o “Beer + Milk”, que nace al parecer de un excedente de leche que no se vendía en la primavera de 2006 y que para aprovecharlo convirtieron en cerveza para que los locales no dejasen de consumir leche. Otras lenguas dicen que la idea era cercar a las consumidoras femeninas al mundo de la cerveza.

El procedimiento de elaboración de la cervecería Abishiri Brewery se basa en añadir a la leche levadura de cerveza y lúpulo, aumentando el calor sin llegar a alcanzar el punto en el que la leche comienza a hervir. Casi la podríamos tildar de superalimento con el binomio leche – cerveza. El sabor en boca de los que la han probado se acerca al te con leche, con matices afrutados.

Alc: 5%

2. Oliba – Cerveza con aceituna

Se suele decir que el agua y el aceite ni se mezclan ni se disuelven, pero OLIBA ha sido capaz de añadir un extracto de aceituna en la primera cerveza  a una cerveza. Y además hacerlo tan bien que se está convirtiendo en una cerveza con mucha salida y que ha generado un interés de exportación exitoso.

Cerveza artesana Oliba Green
Cerveza artesana Oliba Green

3. Mamma Mia! Pizza Beer

Hay pocos platos o productos tan genuinamente italianos y al mismo tiempo internacionales como la pizza. Pero al mismo tiempo asociarlo con una cerveza puede rozar lo frívolo. Los estadounidenses Ton y Athena Seefurth de Pizza Beer Company de Peoria en el estado de  Illinois osaron con esta cerveza conjugar dos sabores tan complementarios como antagónicos si los pensamos como ingredientes en una cerveza. Basicamente añadieron tomate, orégano, ajo y albahaca (el cuarteto de una pizza margarita) con lúpulo para tentar la suerte con esta creación. La cerveza se hizo tan famosa que se exportó primero a Reino Unido y Corea del Sur, y ahora la podemos encontrar “volando” por otros países como una pizza lanzada al aire por un pizzaiolo.

Mamma Mia! Pizza Beer
Mamma Mia! Pizza Beer

Sacamos un anexo a este cerveza rara a base de ingredientes de pizza porque la colaboración entre la danesa Evil Twin y la noruega Lervig Aktiebryggeri sirvió para comercializar su Big Ass Money. Esta vez el estilo es aún más radical ya que es una Imperial Stout a partir de una receta que combina (cierra la boca por favor….) pizzas hawaianas congeladas con billetes de coronas noruegas, entre otros ingredientes. Por si fuera poco sus 15% sirven para que necesites una pizza (esta vez masticable) para no delirar. Según los brewers el maridaje perfecto es  con caviar iraní, cohibas y carne de Kobe. Casi nada…

4. Cerveza Encantada – la birra neolítica

Nuestro querido Daniel de Fermun Beers y el Instituto de la Cerveza Artesana, se sacó de la chistera una cerveza neolítica (estilo “Neolithic Gruit Fruit Ale”) haciendo un homenaje a los primeros testimonios de Gruit (cerveza primigenia) hace más de seis mil años en la cueva de la Encantada de Begues, en el macizo del Garraf (provincia de Barcelona). El Gruit es el estilo de cerveza previo a la llegada del lúpulo y se caracteriza por ser muy hebal, aromático y usando ingredientes propios del hábitat donde se producía.

Cerveza neolítica la Encantada
Cerveza neolítica la Encantada

La Encantada emplea agua, malta de cebada, artemisa, hierba luisa, frutas del bosque, miel y dos tipos de Levadura. Y parte de lo recaudado sirve para financiar el yacimiento de la cueva de Can Sadurní de Begues.

Alc: 7,8 %

5. Hornswoggler. Cerveza de galletas Oreo

Hay sabores que gustan a rabiar, o que no entran ni mojados en leche. Y las Oreo son uno de ellos. La famosa marca de galletas tipo sándwich creada por la compañía estadounidense Nabisco está formada por dos galletas circulares unidas por un dulce cremoso en el centro. La fábrica cervecera Veil Brewing Co de Virginia creo la Hornswoggler usando kilos de estas galletas. El sabor es evidentente y los trozos de la Oreo forman parte de la textura de esta milk stout, sin duda una de las cervezas raras raras…

Hornswoggler. Cerveza de galletas Oreo
Hornswoggler. Cerveza de galletas Oreo

6. Cervezas con agua de glaciar o iceberg

La primera es la danesa 69ºN, antes llamada Ice Cap Beer y que llega desde Groenlandia (en la población de Narsaq se abrió la primera brewery llamada Greenland Brewhouse en 2004) ya que usa agua del Ártico congelada hace varios miles de años. Es comprensible que esta cerveza sea cara ya que su agua desgraciadamente va camino de ser una reliquia con el calentamiento global.

Narsaq en Groenlandia
Narsaq en Groenlandia

En el Polo opuesta, esta vez desde los icebergs de la Antártida llegá el agua con la que los australianos de Nail Brewing’s hicieron su Antarctic Nail Ale, cuyo precio está entre los más altos de una cerveza. Gran parte del dinero recaudado va destinado a la protección de las ballenas.

Antarctic Nail Ale
Antarctic Nail Ale

7. Cerveza de oro

Los navarros Naparbier son unos artistas. Así que casi todo lo que tocan lo hacen oro cuales reyes Midas. Algo similar hicieron con We Brew Gold, una colaboración con la microcervecera danesa Mikkeller en la que añadieron partículas de oro en suspensión de 24 quilates.

We Brew Gold, cerveza con oro en suspensión
We Brew Gold, cerveza con oro en suspensión

El resultado de We Brew Gold es una Imperial IPA con un 9% ABV. Las maltas son Pilsner y Munich y lúpulos Mosaic, Amarillo, Cascade, Centennial, Columbus y Simcoe. Además de rara es una cerveza cara.

8. Cerveza de testículos de ballena

Imperial Stout NR. 30 SURTUR
Imperial Stout NR. 30 SURTUR

A priori apetecible nos suena, más sabiendo que procede de un animal en peligro de extinción. Pero si nos referimos exclusivamente a su sabor podermos apreciar un gran resultado en NR. 30 SURTUR, esta Imperial Stout ahumada con 9% alc./vol. y matices de chocolate, café fuerte y regaliz.

En la decimotercera competencia europea Beer Star en Alemania, Surtur nr: 30 de la cervecería Borg en Reykjavík recibió la medalla de oro en su categoría Strong Smoke Beer.

Además de los citados testículos de ballena, Surtur nr: 30 (cuyo nombre es un homenaje a un diablo de la mitología nórdica) se elabora con malta ahumada sobre un fuego de excremento de oveja seca. La tradición de ahumar carnes o pescado sobre un fuego de estiércol de oveja es algo ancestral en Islandia (la deforestación acabó con la madera para hacer leña). Y durante la temporada de Þorri, los islandeses se reúnen para comer platos como carne de tiburón podrida, grasa de ballena amarga, testículos de carnero y embutidos ahumados, ideales para maridarse con SURTUR.

9. Kwispelbier  – Cerveza para perros

A la pregunta de si ¿darías cerverza a tu perro? muchos dirían sin duda que sí. Pero la mayoría desconoce que el alcohol no es bueno para nuestras mascotas. Sin embargo hay una cerveza que sí pueden beber. La bebida es una creación del dueño de la tienda de mascotas Gerrie Berendsen en Zelhem, Holanda, quien quería que sus perros compartieran refrigerios con ella después de un día de caza. “Kwispel” significa menear la cola en holandés que es lo que deben hacer sus perros cuando diseñó esta cerveza. La fábrica de cerveza que hizo feliz a la dueña de los perros se llama Schelde y está en los Países Bajos y ha comercializado Kwispelbier  como “una cerveza para tu mejor amigo”. Se elabora a partir de una infusión especial de extracto de carne de vaca y malta. Por supuesto es una sin alcohol y además es apta para el consumo humano.

Kwispelbier, la cerveza para perros.
Kwispelbier, la cerveza para perros.

10. Cervezas La mar de salada

Er Boquerón se fabrica en Xàtiva (Comunidad Valenciana) y el equipo de La Socarrada es el responsable de esta cerveza artesanala de estilo ALE está elaborada con agua del Mediterráneo. Hay mucho marketing detrás, es innegable, pero si nos atendemos a sabores especiales la mayoría de las consideradas cervezas raras juegan con el factor visual, experiencial y mediático, más que con el olfativo o gustativo.

Cerveza Er Boqueron, con agua salada
Cerveza Er Boqueron, con agua salada

11. Berliner Kindl

La rareza de la cerveza Berliner Kindl proviene del hecho de que se puede servir en cápsulas, como si fuera un café. Hay diferentes “esencias” o sabores frutales para dar color a esta cerveza berliner weisse, como el ruibarbo y frambuesa. Si viajamos a Alemania la encontraremos facilmente en supermercados, lo que no sabemos si en la zona de cervezas o en la de cápsulas de café 🙂

Cerveza en cápsulas de Berliner Kindl
Cerveza en cápsulas de Berliner Kindl

12. Cervezas celestes: meteoritos y estaciones espaciales

Celeste Jewel Beer de los estadounidenses Dogfish Head (Delaware) quiso ampliar su recetario de ingredientes para sus cervezas artesanas añadiendo fragmentos de meteoritos lunares. Triturados e infusionados, se añaden a la cerveza, que por cierto se pudo probar en su fábrica en vasos hechos con material reciclado de trajes espaciales. Vamos, un viaje al espacio en toda regla. Lástima que fue una tirada de fermentador limitada al equinoccio de otoño  de hace unos años y que no hayan vuelto a repetir.

Sapporo Space Barley
Sapporo Space Barley

También haciendo un guiño al espacio los japoneses de la cerveza industrial de Sapporo, sacaron Sapporo Space Barley. Esta tirada limitada de 1.500 botellines empleaba cebada cultivada en la Estación Espacial Internacional. Nada más sacarse en 2009 se agotó, así que habrá que esperar a otro cultivo espacial.

13. Cerveza con granos de café en caca de elefante

Lo de los japoneses es insuperable. Con Un, Kono Kuro la brewery de Sankt Gallen Brewery usó granos de café peculiares. Antes de añadirlos a la cerveza eran digeridos por elefantes que una vez expulsados -por no decir defecados- servían como ingrediente torrefacto en la – no podía ser otro estilo que – Chocolate Stout . La producción fue de un par de centenares de botellas.

Cerveza con granos de café digeridos por elefantes
Cerveza con granos de café digeridos por elefantes

14. Cerveza con sabor a donuts

Los donuts son irresistibles, sobre todo cuando eres un niño. Y como hay sobores que te acompañan toda la vida, Rogue, los estadounidenses del estado de Oregón, han sacado partido con su Rogue Voodoo doughnut. Solo apta para golosos, el sabor de donuts de bacon y miel de maple ha creado una cantidad de fans incondicionales de esta cerveza.

Rogue Voodoo doughnut
Rogue Voodoo doughnut

También desde Estados Unidos (Oakland) la cervecera Funky Buddha traslado los olores y sabores del desayuno a una de sus cervezas, la Maple Bacon Coffee Porter. Se percibe el jarabe de arce, bacon y café en esta potente birra.

15. Cervezas raras por ser extremadamente fuertes

Cada estilo cervecero tiene sus márgenes de graduación etílica. Pero no es habitual, al menos en ámbitos de consumo más globales, que una cerveza pase de 10º. De hecho en muchos países la obsesión por reducir al máximo el alcohol se debe a los impuestos que pagan cada vez que subimos un grado. Snake Venom se pasó por el arco del triunfo todo esto, y quizá por ello su precio se parecía al de un whisky añejo de 40 años. Su 65% de alcohol es uno de los más elevados del mundo, y aunque el nombre induce a engaño, no lleva ningún extracto de veneno de serpiente. Eso sí, te puede dejar igualmente KO.

Cerveza Snake Venom
Cerveza Snake Venom

16. Cerveza con cerebro

Walker es una cerveza en la que se añaden cerebros de cabra ahumados además del habitual trigo, avena y cebada. Incluso tiene un toque de arándanos.

Cerveza Walker de Dock Street
Cerveza Walker de Dock Street

Para aquellos de ustedes que no se sienten atraídos por la idea de tener sesos de cabra en su cerveza, ¿recuerdan “Rocky Mountain Oyster Stout” de Wynkoop, la cerveza hecha con testículos de toro? Pues los cerveceros de Dock Street se sacaron de la manga esta cerveza para celebrar el final de una de las temporadas de “The Walking Dead” con su cerveza “Walker”.

17. Cerveza con pelos de bigote del cervecero

Dejamos para el final la que a nuestro parecer es más excéntrica. Se trata de Rogue Ale’s The Beard Beer, en la que se añadió levadura “cultivada” en la barba del propio brewer. El prolífico John Maier de Rogue Ales hizo una tirada de 15 mil botellas en una especie de broma que al final se hizo real.

Rogue Ale’s The Beard Beer
Rogue Ale’s The Beard Beer

¿Quieres aportar alguna cerveza rara al listado? Sabemos que hay muchas que no salen, o que son desconocidas para nuestro equipo viajero que recorre el mundo. De modo que si quieres sugerirnos algunas birras raras será un placer. Salud!!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *